martes, 6 de abril de 2010

TALLIN (ESTONIA)

TALLIN, CIUDAD MEDIEVAL
Capital de Estonia. Un pequeño país que está a unas horas en ferry de Helsinki.

Para mí fue una sorpresa esta ciudad. Parece una casa de muñecas: pequeña, llena de detalles y deliciosa para pasar las horas en ella. Durante mis meses en Finlandia fueron dos las visitas que le dediqué a esta ciudad. Pasear por sus calles, su casco antiguo, es un momento que no hay que perderse si uno está "cerca" Y si además, se tiene la GRAN suerte de que el espíritu navideño planee por esas fechas, podemos estar tranquilos de que nuestra incursión en Tallin será un éxito.

No sería descabellado que más de una ciudad vecina contemplase Tallin desde la envidia, porque es pequeña pero lo tiene todo: un formidable castillo medieval, rincones de calles empedradas en las que parece haberse detenido el tiempo, casitas de vistosos colores, sus gentes, que destilan por los cuatro costados hospitalidad a raudales, enclavada entre lagos y bucólicos bosques.

La elegancia con la que se entremezclan rusos, finlandeses, alemanes y estonios, eleva a catagoría de arte la diversidad cultural.

Fundada por vikingos en el siglo XIII, no sólo no defraudará, sino que hará que el viajero quiera volver.







No hay comentarios:

Publicar un comentario