domingo, 7 de octubre de 2012

HABLANDO DE SEXO, ¿DÓNDE ESTÁN LOS HOMBRES?

Me voy a expresar lo más claramente posible. El tema, así lo merece. Cuando digo "lo más claramente posible" me refiero a que no vas a leer eufemismos, ni dobles sentidos. Que al deseo carnal consumado, lo llamo "follar", por poner un ejemplo.

Hace unos días, en un hilo del muro de facebook, de la escritora Lucía Etxebarría, hice un comentario en relación a los heteros aptos y potables, que la susodicha marcó con un "me gusta"
El tema era que, ella reunía al máximo de asistentes posibles en un bar de Madrid, para con la excusa de regalar libros de su librería particular (1 libro/1 €) juntar a heterosexuales de ambos sexos, para ligar. Haciendo alusión indirecta a lo mal que está el mercado.

Como mujer "joven" divorciada, y en edad de merecer (todavía) voy a hacer una crónica, de las aventuras de una heterosexual en el "mercado" desde la perspectiva de consumidora del "producto"

Debe leerse con humor, ironía, sin rigidez, y dispuestos-as a reírse del tema.

Una se divorica, y casi lo primero que descubre, es que ha vivido en una especie de burbuja. En muchos sentidos, pero el que nos ocupa, el del ligoteo, es al que voy a referirme. Sales a la palestra, y es casi cómo si depositaran a una indefensa gacela en plena sabana, en la que, agazapados entre los matojos, la acechan grandes felinos hambrientos. La gacela, o (se) corre cómo nunca, o sabe que tiene los minutos contados.

Acto seguido, se da cuenta de que el cine porno es por y para hombres. Estadísticamente, la escena porno más filmada (y reproducida) es la eyaculación masculina en el rostro o boca, de una mujer.
Y ya digo que no, que a las mujeres NO NOS DA ASCO VER PORNO. Tampoco es cierto que no nos ponga cachondas. Una puede ponerse muy perra viendo a dos (o tres, o cuatro...suma y sigue) practicar sexo (oral y anal, también)

Algunas mujeres divorciadas, no todas imagino, pasan una fase en la que necesitan tirarse todo lo que se mueve. Se convierten en grandes consumidoras de sexo. Y no, no son ninfómanas.

Una vez pasada esa fase (o durante) se entra en otra, en la que ya va habiendo ganas de sentir algo más que sexo puro, duro, y frio (no necesariamente en éste orden y combinación)

Empiezan a desfilar entre las piernas de la mujer, personajes variopintos, que suscitan todo tipo de emociones y sensaciones.

Después de un tiempo, ella misma, o su círculo social y/o familiar, empiezan a apremiar con frases tipo "joder tía, si es que pones el listón muy alto" o "entre tanto hombre, alguno habrá para ti"
Vamos a ver, hombres heterosexuales, hay a patadas. Pero...¿aptos?
Añade: sin crisis #noseadondevamivida; mi mama maneja mi vida; mi concepto del sexo es muy...."particular"; fumar maria es sanisimo (a porro cada 2h), asi como beber como un kosako; soy un esclavo de mi trabajo; la vida es una mierda...pero no estoy depre. O mi favorito: llevo una doble vida...tengo una mujer/pareja, pero no la quiero, lo que pasa, es que por tropecientas mil rocambolescas razones, no puedo dejarla ahora...total, que #memolavivirallímite.
Luego están los que te ven cómo un salvavidas, ya sea porqué tienes un trabajo "estable", un piso (no una habitación) exhibes un equilibrio emocional y psicológico, no das gritos en el metro, ni llevas la música en el movil a todo volumen en el metro, o en la calle...o dónde sea, ¡qué coño! o porqué tu sentido de la estética deja fuera la moda choni.
También están los que te quieren para follar, porqué les pones mogollón, pero no cómo pareja. Y encima, lo arreglan con un "el hombre del que te enamores, será el más afortunado del mundo"

Y no me olvido de los "valientes" los que parecen muy buenos candidatos. Unas citas, unos buenos polvos, conversaciones agradables, propuestas ociosas interesantes...y un buen día puf!! desaparecen sin dejar rastro. Son los que se hacen caquita emocional (y casi literal) cuando encuentran a una mujer con un mínimo de ideas en claro, que sabe qué quiere, y tiene mucho más claro, lo que NO quiere.

Y por cierto, lo del "Carpe Diem" no tiene nada que ver con follar bonito y si te he visto no me acuerdo. Hay que ser adultas-os!! Lo digo por los hombres que te cuentan ese cuento, y por las incautas que se lo tragan. Pero lo cierto es, que para los hombres, parte del juego de la seducción, se iría por el desagüe, si hiceran lo que nosotras pedimos "tío, si sólo querías follar, haberlo dicho desde el principo" No compañeras, para el hombre, el cortejo con fines de folleteo, pasa por ese juego en el que deliberadamente, esconden sus auténticas intenciones, que no son otras, que follar y desaparecer.

Los raritos, frikies, los que les falta un hervor, los que viven en internet, ( y ni os imagináis, lo que hay por estos mundos virtuales...no, no te lo imaginas) los que buscan una mamá, o una sustituta de su ex, (o los que no paran de poner a parir a la ex) los que sólo quieren que les alabes, les admires, y/o les organices la vida, también merecen mención.


No, heteros si, pero POTABLES ;-)"


Afortunadamente, la crisis ha variado los datos estadísticos, y los divorcios ya no están en 5 de cada diez matrimonios, acaban en divorcio en los primeros 5 años. Ahora, los matrimonios se siguen rompiendo igual (natural y obviamente!) pero se sigue conviviendo por la imposibilidad de comerse un piso con patatas. Digo afortunadamente, porqué sólo por la condición de ser mujer, volver al mercado, después de unos años de relación estable, es algo así cómo un ciclón emocional y sexual. Que tambalea muchas cosas en una, y si no tienes unos firmes pilares, puedes salir mal parada.

Así que, (largo, largo suspiro) una recuerda aquéllo de "renovarse o morir" y empieza a plantearse alternativas cómo la soltería escogida, la bisexualidad, o continuar la espera-no espera (es que se dice mucho eso de "no lo esperes, no lo busques, y entonces llegará) y francamente, de frasecitas hechas, ya estoy un poquito hasta el moño (con "c" de coño)

Lo bueno (siempre hay algo bueno) es la cantidad de anécdotas divertidas que una acumula para explicar.

"Express yourserf" MADONNA